¿Qué es la glándula tiroidea? Desmontamos mitos

Desmontamos mitos de la glándula tiroidea

La glándula tiroidea es muy pequeña, apenas unos gramos con forma de mariposa, se encuentra en la parte central del cuello. Su principal función es producir, almacenar y liberar hormonas tiroideas: T4 o tiroxina y T3 o triyodotironina. Estas hormonas son vitales ya que intervienen en el desarrollo del sistema nervioso y regulan el metabolismo, por lo cual influyen en casi todas las células del organismo.

La producción de estas hormonas está controlada por la TSH (hormona estimulante del tiroides) que se sintetiza en la glándula hipofisaria. La TSH estimula la producción de T4 y T3, siendo muy buen indicador de las alteraciones en la producción de hormonas tiroideas.

Si no se tiene las concentraciones adecuadas de hormonas tiroideas, el organismo no funcionara correctamente. Si la glándula esta hipoactiva (Hipotiroidismo) no produce la cantidad suficiente de hormonas y los procesos metabólicos son más lentos. Si, por el contrario, se tiene demasiada hormona tiroidea (Hipertiroidismo) el cuerpo trabaja más rápidamente. La enfermedad de la glándula tiroidea es más frecuente en mujeres, y la posibilidad de presentar una alteración de su función aumenta con la edad. El yodo ayuda a fabricar hormonas tiroideas, asegúrate de que la sal que compres este yodada (salvo contraindicación) y consume pescado al menos 3-4 veces por semana.

MITOS:

  • El tiroides engorda: Falso, seguro que alguna vez has escuchado decir “Engordo porque tengo tiroides”, sin darse cuenta de que todos tenemos esta glándula endocrina. La gran mayoría de las enfermedades tiroideas no causan problemas en el peso, la única que puede causarlo de forma leve es el hipotiroidismo (4 – 5 kg) antes de iniciar el tratamiento, dicho aumento es debido a la retención de líquidos que causa el hipotiroidismo y no, al aumento de grasa. El pso ganado como consecuencia del hipotiroidismo se pierde tras unas semanas de tratamiento correcto. Las causas más importantes de sobrepeso y obesidad siguen siendo la no actividad física y una alimentación no adecuada.
  • Solo afectan a las mujeres: Falso, las enfermedades endocrinas afectan tanto a hombres como a mujeres, si bien es cierto que son mucho más frecuentes en el sexo femenino.
  • No necesitan ser tratadas: Falso. Sin un tratamiento adecuado las enfermedades del tiroides pueden afectar de forma importante la calidad de vida de quienes la padecen.
  • Siempre ocasionan bocio o aumento de la glándula. Falso. La mayoría de las enfermedades de la glándula se presentan sin crecimiento de la misma. El bocio o crecimiento de la glándula es más común en zonas geográficas deficientes de yodo.
  • Todos los nódulos del tiroides son malignos. Falso: de hecho, menos del 5% de los nódulos tiroideos son cancerosos. Suelen ser pequeñas formaciones solidas y/o quísticas indoloras que crecen dentro de la glándula
  • El yodo perjudica mi tiroides: Falso. salvo contraindicación, el aporte de yodo de la dieta garantiza que el tiroides funcione de forma adecuada.