Diabetes tipo 2 y hábitos de vida

“Un estilo de vida saludable, basado en una dieta equilibrada y ejercicio moderado es esencial para en el tratamiento de la diabetes tipo 2”

La diabetes tipo 2 (DM-2) se produce por un déficit progresivo de la secreción de insulina, generalmente partiendo de una resistencia insulínica.

Existen personas con mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad dentro de las que se encuentran:

pacientes con exceso de peso (IMC > 25; familiar de primer grado con DM-2; HTA; hipercolesterolemia; mujeres con ovario poliquístico o diabetes gestacional; enfermedad cardiovascular;  sedentarismo; resistencia insulínica; mujeres).

El control de la diabetes precisa concienciación, por ello se debe aprender cuáles son los factores que ocasionan un aumento o disminución de los niveles de glucosa en sangre y cómo controlar estos factores en el día a día.

Mantener los niveles de glucosa en objetivo puede suponer un desafío, uno de los retos más importante corresponde a los cambios de hábitos que el paciente realiza para mejorar la calidad de vida y reducir la aparición de complicaciones. Los objetivos de los cambios en el estilo de vida son múltiples:

  • Mejorar la calidad de vida
  • Facilitar la consecución de las metas de tratamiento
  • disminuir la aparición de complicaciones

Para ello el paciente debe conocer los beneficios de un plan adecuado de alimentación, de una rutina de ejercicio, y de evitar el consumo de tabaco y la ingesta de alcohol.